Ven a volar drones con tu empresa

Los pasados 5 y 6 de septiembre, tuvimos el inmenso placer de contar con la presencia de PIMEC, patronal de la micro,  pequeña y mediana empresa de Catalunya. Escogieron Indrone Park para celebrar su reunión anual de comunicación y trabajo en equipo. Durante 2 días pasaron por nuestras instalaciones sus 150 trabajadores provenientes de todas las delegaciones de Catalunya. Nos dividimos en 2 grupos de 75 personas cada día. Como viene siendo tradición en PIMEC, las actividades y el lugar se guardaron en estricto secreto durante meses, así que los convocamos muy cerca de nuestras instalaciones, en el centro de l’Hospitalet. Una vez reunidos todos los convocados, subimos a la mitad del grupo a un autobús para repartirlos por diferentes Escape Rooms de l’Hospitalet. Queremos dar las gracias a todos ellos por participar, l’H, Enigma, Fauna, Dia D, ContrarelojComecocos

El resto del grupo nos dirigimos a las instalaciones de Indrone Park, donde nos esperaba un reto mayúsculo, hacer que cerca de 40 personas aprendieran a volar drones, de forma simultánea y de la manera más amena y divertida posible. Dicho y hecho.

 

Nos dividimos en 3 grupos. El primero empezó a familiarizarse con los mandos de un dron, gracias a las carreras de Hovercrafts. Los hovercrafts son drones convertidos en aerodeslizadores gracias a las impresoras 3D, con las cuales elaboramos los chasis de dichos hovercrafts.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El segundo grupo, ya empezó a volar desde el minuto 1 con nuestros drones de iniciación. El reto, después de una breve introducción teórica, estaba en mantener el dron a la altura de los ojos y hacerlo pasar por un aro. Y no sólo eso, puesto que no volaban de uno en uno, el reto también estaba en no confudirte de dron. Fue un clásico el protestar porque “mi dron no me hace caso” para darse cuenta que alguno estaba mirando el dron que no era el suyo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El tercer grupo tenía el reto que requería de más energía y concentración. Habíamos organizo un combate de drones. Sí sí, como lo lees. Un equipo atacaba, teniendo que llevar sus drones a una base situada al final de la pista grande y aterrizar. Cuantos más drones aterrizarán en un tiempo límite, más puntos obtenían. Pero no sólo tenían que lidiar con un dron, que para la mayoría de los participantes era la primera vez que lo hacían, sino que enfrente tenían a otro equipo que  se encargaba de poner en apuros el vuelo mediante sus armas de defensa, todo un arsenal de pistolas y metralletas NERF con balas de espuma. Más de 800 balas fueron utilizadas como munición.

Todos los participantes pasaron por cada una de las actividades de Escape Rooms y de Indrone Park y pudieron disfrutar de una jornada de actividades inolvidable.

Muchas gracias a PIMEC por confiar en nosotros. Seguro que nos vemos en un futuro próximo.