Experiencia Dronera de 0 a pista FPV

Tras unos meses abiertos, sin lugar a dudas, nuestro producto estrella es la Experiencia Dronera, dónde en tan solo 30 minutos pasas de no saber ni encender un drone a pilotar con unas gafas FPV en una pista ¿No te lo crees? Pues mejor que lo leas por ti mismo.

IndronePark empezó a gustar a la prensa y varios medios se hicieron eco de la apertura de nuestro proyecto, y cuando nos visitaron no había mejor modo para explicar qué es IndronePark que hacerles vivir la Experiencia IndronePark. Sin lugar a dudas les gustó y por ello os compartimos algunos de los comentarios que generaron los periodistas en los diferentes periódicos que nos pubicaron.

 

Imagen @Elperiodico

 

Ana Sánchez de el Periódico:

«Practice zone», se lee en la pared. Es un circuito de 200 metros cuadrados rodeado por una red. Ahí dentro está tu primer dron. Es un Syma, a prueba de golpes de novato. «Son juguetes», Javier te evita futuros remordimientos al chocar. Costará unos 40 €. «Esto es como conducir –te enseña a manejar los mandos–, solo que con dos movimientos más: la altura, evidentemente, e ir de lado». Mueves el pulgar izquierdo hacia delante y el dron se eleva a trompicones, a lo Superman con kriptonita cerca. Los primeros minutos te sientes más inestable que Froilán con una escopeta. Tras dos baterías, harás hasta giros. Diez minutos y pasas al Parrot. Es un dron que cuesta ya 179 €. 

«Ahora, la inmersión con las gafas». Alejandro, otro piloto del parque, te coloca las gafas FPV: First Person View (vista en primera persona). A partir de ahora, ves lo que ve el dron. La misma impresión que si volaras tú mismo. ¡Halaaaa! Es más fácil pilotar así, cuando te acostumbras a mirarte a ratos a ti mismo como si estuvieras en pleno viaje astral.

Ya puedes pasar al circuito grande: 1.200 metros cuadrados con obstáculos y un dron de carreras. Enfrente, dos hileras de sillones con gafas FPV. «Me tienes abandonada», les escuchas decir. Sí, sí, son las gafas. Te insistirán hasta que te las pongas. «Este es el final de la experiencia», dice Javier. Así llaman a este pack de iniciación exprés (25 euros). «Sobre todo, ve tranquila», te aconseja Antonio, uno de los pilotos que hacen piruetas en la pista. Su nombre de guerra: Flash FPV. Porque en las carreras siempre queda entre los cinco primeros.

«A disfrutar», te aconseja Javier. «Si chocas, a ti no te va a pasar nada», se ríe. Así que das gas sin miedo, arriesgas más en cada curva. Y terminas estampándote contra la pared, claro, pero sin aflojar la sonrisa. Es lo que engancha, repiten los pilotos: «Adrenalina sin riesgo».

Noticia completa aquí

Tras leer esto esperemos que estés con muchas ganas de probar nuestra experiencia dronera, un modo fácil, divertido y que sin duda, ENGANCHA, para empezar con el mundo de los drones. ¿Te apetece? Si quieres probar llámanos, mándanos un mail a info@indronepark.com o pásate por nuestro IndronePark.

Te esperamos!